«Justifica Tus Limitaciones y Ciertamente las Tendrás» Richard Bach - Ilusiones

Hay pocas frases de un libro que me hayan impactado tanto como esta. Como una frase aparentemente tan simple puede almacenar tanta información y tanta verdad en apenas 7 palabras.

Recuerdo perfectamente el día que cayó este libro en mis manos.  Fue un caso bastante extraño, valga decir. Apenas tenía 21 años y por recomendación de un amigo, acabé en un bar recóndito, extraño y oscuro de Barcelona al que nadie va y nadie conoce. Un lugar que podría haber salido perfectamente de cualquier película de Tim Burton.

El motivo, su dueño. Una mezcla entre sabio y loco al que pocas personas se detenían a escuchar.  Sin embargo, si eras capaz de dejar a un lado tus prejuicios y prestabas atención,  te dabas cuenta que bajo esa apariencia de viejo loco existía un hombre de una sabiduría muy profunda y misteriosa.

Sentarse en esa barra y detenerte a escuchar era un viaje que te hacía perder y desconfiar de los límites entre realidad e ilusión.

Sus palabras rompían todas las creencias y motivaciones que un chaval de 21 años podía tener en ese instante. En la que mezclaba la desconfianza, incredulidad y expectación como si algún gran secreto me fuera a ser revelado.

– Mírame bien muchacho – dijo mientras clavaba sus ojos en los míos y depositaba en mis manos un viejo libro  – Léete este libro. Y entenderás los secretos de la vida.

En mis manos estaba ese libro de portada gastada, oscura y con el dibujo de una pluma bajo el título de  «Ilusiones» de Richard Bach

Entre una mezcla de escepticismo y misterio, accedí, y me marché de ese antro ensimismado entre el surrealismo de la situación y aquella conversación irreal; con aquel libro entre mis manos  y dejando atrás a aquel hombre extraño mientras sus palabras resonaban dentro de mi.

Nunca más supe de él.

Sin embargo, devoré ese libro con un ansia impropia en mi hasta el momento. Cada página me descubría una nueva existencia. Un nuevo modo de entender la vida y de vivir. Era como si tuviera entre mis manos las respuestas a todas las dudas que me había preguntado hasta entonces.

Y de repente, apareció esta frase

» Justifica tus limitaciones y ciertamente las tendrás»

Me paralicé y me detuve fijo en la idea y pensamiento que acababa de leer. Esa frase resonaba dentro de mi una y otra vez. Como si de algún modo, por fin, hubiera encontrado la respuesta que marcaría mi vida.

Una frase que se convertiría en mi propia realidad y la posibilidad de llevar a cabo cosas que nunca antes me hubiera sentido capaz de hacer.


¡No te boicotees Más!

Solemos atribuir todo aquello que creemos ser a una cuestión de carácter y aptitudes. De algún modo esa idea mental sobre nosotros mismos basada en nuestras experiencias pasadas y creencias, determinan el modo en el que actuamos en cada situación.

Sin ni siquiera dar un paso al frente y tomar acción, son muchas, quizás demasiadas, las veces que creemos saber ya el resultado final.

«yo no sé hacer esto» / «a mi no se me da bien» / «soy patoso» / » soy tímido» /»soy miedoso»

Nos pre-programamos bajo una idea preconcebida de nosotros mismos. Atribuyéndonos limitaciones anteriores al intento.  Las cuales, marcan el desenlace de nuestras acciones futuras.

En la mayor parte de las ocasiones no somos conscientes de la importancia y el poder de nuestra propia mente y pensamiento sobre todo lo que representa nuestra vida, y el impacto que en ella van a tener.

El Impacto de un Pensamiento o una Creencia

Aunque no creo en el planteamiento de «Somos lo que pensamos» pues mi experiencia me ha demostrado que hay mucho más detrás de la propia mente y la sensación del «yo» , si creo que el pensamiento ejerce una gran fuerza sobre nuestro comportamiento, y por lo tanto, en la creencia de lo que uno cree ser.

Tanto si crees que puedes, como que no puedes,  estás en lo ciertoHenry Ford

Cada vez que emitimos un juicio sobre nosotros mismos, estamos enviando un mensaje al resto de nuestro cuerpo: sistema nervioso, muscular , mente, etc que actuará en consonancia al mensaje que hemos transmitido.

Por lo tanto, cada vez que nos decimos «yo no sé o no puedo hacer esto»  , neutralizamos todo nuestro potencial por tal de fomentar nuestra creencia : «el no poder hacerlo»

Boicoteando nuestro resultado y reforzando una vez más la propia creencia anterior con más intensidad, con el consiguiente resultado y consecuencia.

confianza en uno mismo

  • La Creencia afectará directamente en nuestra capacidad de poner en marcha todo nuestro potencial
  • Nuestro potencial, dará paso a la acción en sí
  • Dependiendo de como se ha realizado la Acción, basada totalmente en nuestro Potencial, obtendremos un Resultado
  • El Resultado fortalecerá nuestra Creencia en nuestras capacidades para ese acto en concreto.

 

 

💡 Pongamos un Ejemplo...

Imagínate que tienes la Creencia de que no se te da bien hablar en público.

Esa creencia hará que tu sistema nervioso, tu expresión corporal y tu mente se preparen de un modo concreto,  y la acción resultante será posiblemente tartamudeo, desconfianza, hombros caídos, nerviosismo, olvidar el discurso, etc.

Obviamente, con estas características el resultado tiene muchos números a ser nefasto.

Lo que provocará que al terminar digas y crear más firmemente :

« Lo ves! Ya te dije que no se me da bien!»

Entrando en un bucle constante hasta que abandones el intento y creas el resto de tu vida tu incapacidad en tomar ciertas acciones.

AHORA, imagina lo contrario.

Imagina por un momento que a pesar de que en tu memoria hayan malas experiencias anteriores, tengas la capacidad de configurarte mentalmente por tal de creer que harás un gran discurso.

Tu cuerpo y mente se pondrán al 100% por tal de ofrecer la mejor versión de ti mismo. La acción será mejor y el resultado más positivo.

Lo que generará una nueva creencia en ti:

» ¡Soy capaz de hacerlo! «

Consiguiendo romper ese bucle negativo anterior, proporcionando una nueva creencia más positiva y alimentando la posibilidad de que mediante la propia experiencia poder aplicarlo en cualquier área de tu vida.

La Confianza en uno Mismo es la Base para la Evolución Personal y la Autoestima

Con todo esto no significa que sin esfuerzo, conocimiento, aprendizaje y práctica seamos capaces de cualquier cosa.  Sino que seamos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos sin boicotear el resultado y de permanecer positivos y optimistas en cada intento.

Lo que nos permitirá seguir creciendo, evolucionando y perfeccionando todas aquellas áreas que deseemos desarrollar sin desfallecer ni abandonarlo por una creencia errónea de nosotros mismos.

Las Personas de Éxito También Fallan

Muchas veces, cuando admiramos a aquellas personas que creemos exitosas en su campo o en la vida, pensamos que de algún modo tuvieron la fortuna de nacer con ciertas cualidades y aptitudes que nosotros, lamentablemente, carecemos.

Sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad.

Es cierto que de algún modo por cultura, educación, experiencias o genética, cada uno obtiene ciertos rasgos destacados en alguna o varias áreas concretas

Sin embargo lo que diferencia a una persona de éxito a la que no, es la capacidad por mantener un sistema de creencias y fe fuertes en si mismas. Y jamás utilizar la palabra «fracaso» cuando una situación no fue como uno quiso, sino como una nueva oportunidad de aprendizaje y experiencia por tal de lograr alcanzar la meta propuesta.

Son innumerables casos conocidos que nos lo demuestran:

💡 THOMAS EDISON
Tras haber intentado 9.999 veces perfeccionar la lámpara sin lograrlo, alguien le pregunto:

-¿Piensa llegar a los diez mil fracasos?  A lo que contestó

Yo no he fracasado, sino que acabo de descubrir una manera más de no inventar la bombilla eléctrica

📱 STEVE JOBS
Tras ser despedido de su propia compañía. Decidió crear una nueva y llevarla a lo más alto.

Al tiempo, su anterior compañía terminó comprando la actual, y haciéndolo nuevamente CEO y logrando a ser con sus ideas y convicciones una de las empresas más conocidas mundialmente, Apple.

¡Tú Puedes Hacerlo!

Cuanto tomas la consciencia necesaria y arraigada en ti de que no existen limitaciones más allá de las que tu mismo puedas crear, se te abre un mundo de posibilidades enorme y los miedos, inseguridades y frustraciones dan paso a la convicción de que puedes lograr todo lo que te propongas.

¿Recuerdas que al inicio te hablé del impacto que tuvo en mi esta afirmación?

Pues este fue algunos de sus resultado:

  • Creía ser un chico muy tímido, con miedo a la exposición pública y sin ninguna aptitud artística.   Y terminé aprendiendo todo tipo de performance y actuando frente cientos de personas.
  • Creía ser miedoso, demasiado sensible y de perfil bajo. Y terminé en furgoneta de India a España durante 2 meses, y de vuelta a India en autoestop por África durante  otros 6 meses y sin dinero. Para terminar viviendo en India los últimos 14 años.
  • Creía ser poco dado a los estudios. Y terminé aprendiendo varios idiomas y a crear y liderar varios proyectos y empresas en distintos países.

Si 20 años atrás alguien me hubiera dicho que así sería mi vida. Lo habría tomado por loco y estaría convencido que jamás, una persona como yo, podría alcanzar tales metas.

Solo bastó confirmar esta creencia y la rueda echó a andar.

Desde entonces, me he mantenido firme en esta idea. Sabiendo que lo único que me separa de aprender algo, evolucionar, o lograr una meta concreta depende exclusivamente de mi.

  • ¡Te toca!

Por cierto, si te interesa el libro, lo puedes adquirir aquí

↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓

[amazon box=»8490707650″ template=»horizontal»]

 

2 Comentarios

  1. Hola, acabo de descubrite y primero que nada, felicitarte por compartir todo este conocimiento, y por compartirlo así. Es muy generoso de tu parte.
    Te he encontrado de casualidad buscando información de cómo sanar samskaras…..Suena complicado y es complicado, sobre todo si viene de una yoguini con miedo a practicar yoga. Mi histoira con el yoga es una relación amor-odio, donde no puedo vivir sin él, pero con él tampoco.
    En fin, una larga historia…Tan solo agradecerte una vez más tu labor.
    HARI OM TAT SAT

    • Hola Toña!
      Gracias a ti por leerme y por tus palabras.
      También he tenido algo de esa relación amor odio con el yoga, aunque no estoy seguro que se trate del mismo caso que el tuyo.
      Si lo deseas compartir y ver si hay algo con lo pueda ayudarte, será un autentico placer.
      En cualquier caso, ten en cuenta que ni el yoga ni la meditación son jamás el «enemigo». En realidad son espejos de nuestro propio reflejo y la capacidad de comprender, ver y trabajar las partes más profundas de nosotros mismos. Darle la espalda al final no es más que no querer ver y enfrentarnos a esa realidad que sigue y seguirá estando en nosotros.
      Para lo que necesites, aquí me tienes
      🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here